¡Chúpate esa! (Christopher Moore)

martes, 5 de julio de 2011

Sinopsis: << ¡Me has matado, zorra! ¡Serás mamona! >>
Estar muerto es un asco. Igual que estar no muerto. Y, si no, que se lo pregunten a Thomas Flood, que, al despertarse tras la noche más fantástica de su vida, descubre que su novia, Jody, es un vampiro. Y ¡sorpresa! Ahora él también lo es. Lo del mordisco habría hecho romper muchas parejas. Pero Tommy y Jody están enamorados. Lo malo es que corre el rumor de que el chupasangre que mordió a Jody no debía reclutar más miembros para el club. Y lo peor: los antiguos compañeros de bolos de Tommy andan tras él, enviados por una prostituta de Las Vegas teñida de azul a la que llaman Blue (como no). Y esa sí que es una mamona.

Opinión personal: En los últimos años se han puesto de moda los libros, películas, series, etc… que tratan sobre vampiros, ya pueden ser chupasangres asesinos, que no tienen alma ni piedad, o maravillosos seres que son amables, se enamoran e incluso brillan con la luz del sol. Pero hasta ahora nunca había visto una historia como esta. ¿Es posible tratar un tema oscuro, que durante siglos atemorizó al ser humano y que ha sido la fuente de las mejores obras de terror, desde un punto de vista cómico? ¿Y puede salir algo bueno de la unión Vampiros-Humor? La repuesta evidentemente es que sí. Christopher Moore ya hizo un experimento parecido a este en “El ángel más tonto del mundo” donde combinó los géneros “Zombi-Humor” y el resultado es similar, aunque creo que ¡Chúpate esa! está un escalón por encima. En este libro encontramos muerte, no muerte, traición, sexo vampírico y muchas cosas más, pero sobre todo encontramos humor donde menos lo esperamos. Los personajes están muy bien, llevados bastante al extremo para dar pie a las absurdas situaciones que se viven en la historia. La verdad es que creo que se podría prescindir muchos de ellos sin ningún problema.

Como ya he dicho un poco mejor que “El ángel más tonto del mundo” pero está por debajo de “Cordero” y “El bufón”.

1 comentarios:

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Muy buena reseña.

A mí me encantaron las partes narradas por la pobre Abbie Normal, de lo mejorcito del libro.

Tiene un arranque excelente, pero luego, el final, me pareció algo precipitado.

Eso sí, la prostituta pitufa es un personaje para el recuerdo jaja

Un saludo =)